aniversario-eldorado-entrega-48-horas
Blog Home / Bienestar / Guía Definitiva Para Elegir Tu Almohada Ideal

Guía Definitiva Para Elegir Tu Almohada Ideal

almohadas-tratamiento-opciones
almohadas-tipos-medidas-tamaños

¿Sabías que la elección de la almohada adecuada puede marcar la diferencia en la calidad de tu sueño y tu salud en general? 

En Colchones El Dorado, entendemos la importancia de encontrar la almohada perfecta que se adapte a tus necesidades individuales. Aquí te presentamos algunos factores clave que debes considerar al elegir la almohada ideal para ti:

Para comenzar, es esencial reconocer si necesitas cambiar tu almohada. Aquí hay algunas señales que pueden indicarte que es hora de hacerlo:

  • Dolor en el cuello o los hombros: Si despiertas con dolor de cuello o hombros con regularidad, tu almohada podría ser la culpable. Esto sugiere que ya no proporciona el apoyo necesario.
  • Problemas de alergias o asma: Con el tiempo, las almohadas pueden acumular ácaros del polvo y alérgenos. Si tus síntomas empeoran, podría ser hora de cambiar y lavar tu almohada con regularidad.
  • Duración de uso: En general, se recomienda reemplazar una almohada cada 1-2 años, pero la calidad del material y el uso pueden variar esta duración.
  • Dificultad para dormir: Si tienes problemas para conciliar el sueño o mantenerlo y no puedes identificar otra causa, tu almohada podría ser el problema. Una almohada incómoda puede dificultar tu relajación y sueño.
  • Deformidad visible: Si tu almohada está desgastada, achatada o tiene protuberancias, es hora de reemplazarla. Una almohada que ha perdido su forma original no ofrece el soporte adecuado.
dolencias-dormir-comodo

Ya que hemos identificado los factores clave que indican la necesidad de cambiar de almohada, es importante conocer los pasos a seguir para seleccionar la almohada ideal. Veamos cómo elegir la almohada perfecta para un descanso óptimo y confortable.

Ahora debemos identificar un factor muy determinante. Dependiendo de la posición en la que descanses debes elegir el tipo de almohada.

Si duermes boca abajo lo mejor es escoger una almohada baja y suave para evitar desviaciones en la columna. Las almohadas de Talla S son las que mejor se adaptan a quienes duermen en esta postura. Por ejemplo, una almohada de composición 100% viscosenstive de alta densidad será la ideal para adaptarse naturalmente a las curvas de tu cabeza, es importante asegurarse de que la almohada sea lo suficientemente transpirable para mantener una temperatura adecuada durante la noche y evitar la acumulación de calor y humedad, lo que podría causar incomodidad y afectar la calidad del sueño.

durmiendo-boca-abajo-almohada
dormir-boca-arriba

Si duermes boca arriba elige una Almohada  con soporte que te ayude a mantener el alineamiento de la columna y soporte cervical que se adapte a tu cuerpo. En el mercado puedes encontrar almohadas con núcleo viscoelástico y sensación de ingravidez que te servirán para conciliar el sueño fácilmente, debes evaluar cual de ellos cuentan con las demás características que hacen parte de este artículo.

Si duermes de lado es importante conocer la distancia que hay de la base del cuello al hombro, para así identificar la talla que más se acomoda a tu necesidad.

También te recomendamos buscar una almohada transpirable para un flujo de aire continuo, como las Almohadas de Tratamiento, que cuentan con un núcleo 100% viscoelástico de alta adaptabilidad y memoria, con diferentes tratamientos como té verde, lavanda, manzanilla, infusión de carbón y gel frio.

En resumen, la elección de la almohada correcta es esencial para asegurar un descanso reparador y una buena salud cervical. Al considerar factores como la necesidad de cambio, la medida adecuada y la postura al dormir, podrás tomar decisiones informadas. Recuerda que el 30% de un buen descanso lo hace la almohada, por esta razón es importante identificar las necesidades de cada persona además de adoptar buenas prácticas de vida antes de dormir, como crear un ambiente relajante y desconectar de los dispositivos electrónicos. Con una almohada adecuada y hábitos saludables, puedes mejorar significativamente la calidad de tu sueño y tu bienestar en general.